Arañas

Araneae
Arañas

Descripción:

Qué son: Las arañas (Araneae) son el grupo más grande de la clase Arachnida. Entre los arácnidos encontramos escorpiones y pseudoescorpiones, ácaros como garrapatas, opiliones también conocidos como segadores... Aunque son artrópodos, no podemos confundirlos con insectos (1 par de antenas + 3 pares de patas + 2 pares de alas como máximo).

Clasificación: Hay más de 100.000 especies de arácnidos, donde casi la mitad, unas 48.000 son arañas. Se considera el séptimo grupo más diverso de organismos que hay, por tanto nombraremos los principales grupos de arañas que hay: Tarántulas, Arañas de tierra, Arañas de saco, Arañas saltarinas, Arañas cangrejo.... También se pueden clasificar según la forma de su tela: Irregulares, en forma de Red, (Cobweb spiders), en forma de embudo (Funnel spiders)….

Morfología: Difieren claramente por su cuerpo segmentado en dos tagmas (Prosoma = cefalotórax y Opistosoma = abdomen), sus ojos simples (entre 6 y 8 ojos), producen seda y sus apéndices (1 par de Quelíceros + 1 par de Pedipalpos + 4 pares de patas).  La disposición, el color y el tamaño de sus simples Ocelos o "ojos" ayuda a clasificar las arañas en diferentes familias. A pesar de tener entre 3 y 4 pares de ojos, por lo general no se ven muy bien, aunque debemos enfatizar los Salticidae (arañas saltarinas), que tienen la mejor visión de todos los invertebrados. Los Quelíceros son piezas orales situadas frente a la boca. Las arañas sólo tienen los quelíceros en forma de navaja y en el interior encontramos las glándulas venenosas que la gran mayoría de las arañas tienen. El extremo tiene forma de colmillo y penetra en la piel (o las uñas).  Los pedipalpos han irradiado evolutivamente y son órganos sensoriales (táctiles y olfativos), copuladores, defensivos, ayudan a procesar alimentos, algunos machos los han desarrollado para el cortejo de las hembras... Tienen 6 partes o nudillos: coxa, trocánter, fémur, rótula (o rótula), tibia y tarso. Aunque los nombres de los segmentos nos recuerdan a una pierna motora, los pedipalpos nunca tocan el suelo (nunca como un sistema locomotor). Al final del opistosoma encontramos las Hileras, los órganos con los que las arañas fabrican la seda de las telarañas. El líquido fabricado, al salir y tener contacto con el aire, se endurece para dar lugar a lo que conocemos como la tela de araña, que es más resistente que el acero. Las arañas no sólo hacen telarañas con seda, sino que también envuelven sus huevos para proteger la prole o envolver regalos de boda (a veces falsos), tapizar sus refugios o incluso ayudarles a ser transportados por el viento.

Ciclo biológico: Hay muchos comportamientos diferentes con respecto al mantenimiento de la descendencia, el noviazgo del macho, la reacción de la hembra al macho.... pero básicamente el ciclo se basa en la puesta de huevos con vitel, la aparición de juveniles (que pueden ser etapas diferentes) y finalmente, adultos. Los machos suelen ser más pequeños que las hembras, y son más coloridos para atraerlos, por lo que encontramos dimorfismo sexual. Muchos machos tienen que presentarse a la hembra para evitar ser devorados, aunque la hembra puede devorarlos antes, después o durante la cópula. La inseminación es interna pero indirecta, lo que significa que hay una etapa intermedia: el macho eyacula en una telaraña especial y con la ayuda de los pedipalpos inyectan, como si se tratara de una jeringa, el semen dentro de la hembra. Una vez que la hembra es inseminada, un número variable de óvulos son fertilizados, dependiendo de la especie. Los óvulos fertilizados serán envueltos en seda por la madre en forma de capullo. En algunos casos, la madre muere en ese momento (sirviendo como alimento para su descendencia), otros casos, el capullo es abandonado por la madre y en otros casos la madre cuida del capullo hasta que los menores se van (que puede seguir transportándose en su abdomen hasta que maduran).

En libertad suelen vivir un año, dos en casos excepcionales. En cautiverio algunos migalomorfos han alcanzado la edad de 25 años.

Comportamiento: Las arañas son depredadoras (en 2008 se detectó la única especie herbívora conocida), y los principales depredadores de las arañas, aparte de los humanos, son ellas mismas. Aunque todas las arañas fabrican seda, no todas lo hacen de una manera sofisticada. Esto nos permite distinguir dos tipos de arañas: cazadores pasivos y activos. Los cazadores pasivos son los que tejen, a veces muy elaborados, telarañas y esperan a que las presas caigan por accidente y se adhieran a ellas. Las arañas detectan con las patas delanteras la vibración de los hilos de la tela de araña cuando la presa impacta en ella, luego se acercan a ella e inoculan el veneno. Los cazadores activos son aquellos que no se dedican a tejer la típica tela de araña, sino más bien a cazar directamente. Pueden esconderse en el suelo o entre la vegetación y detectar a la presa cuando se acerca por vibraciones en el suelo o incluso verla, se abalanzan sobre la presa y le inyectan el veneno.  Una vez que se inyecta el veneno para paralizar a la presa, las arañas secretan sus jugos gástricos para hacer una digestión externa, y luego chupan el tejido licuado. En algunos casos también utilizan los quelíceros y la base de los pedipalpos para moler a la presa de antemano.

Hábitat y distribución geográfica: Tienen una diversidad de formas y tamaños (entre 30cm y 0.37mm), lo que les ha permitido establecerse en casi todos los nichos ecológicos, excepto el aire y el mar. Pueden vivir en cualquier parte del mundo excepto en la Antártida. Está demostrado que nunca estarás más lejos de 3,5 m de una araña.

Importancia sanitaria y riesgos: Las arañas son realmente muy beneficiosas, son el principal depredador de los insectos y nos ayudan a combatir pequeñas plagas en nuestro país: Se alimentan de moscas, mosquitos, avispas, polillas... El problema viene cuando se reproducen dentro de las casas, ya que una puesta de huevos puede variar de 30 a 200 nuevos individuos.

 Plaga: En otoño las arañas pueden entrar en la casa, y una vez fertilizadas pueden liberar su progenie dentro de nuestras casas, invadiéndolo de los juveniles: cientos de pequeñas arañas todavía inmaduras.

Tratamiento:

Tratamiento con insecticidas de acción por contacto

  • El tratamiento se realiza mediante pulverización, nebulización o fumigación que se aplicará en la zona afectada por los insectos.
  • Requiere cerrar la zona a tratar, retirar los alimentos y tiene un plazo de seguridad a respeta antes de volver a entrar en la zona afectada.
  • No son productos tóxicos, son productos plaguicidas con catalogación máxima de nocivos y son altamente efectivos.
  • No crea problemas de inmunidad.
  • Tratamiento puntual.

Si crees que este es tu problema, no dudes, contacta con nuestro equipo de expertos.