Polilla común o polilla de ropa

Tineola bisselliella
Polilla común o polilla de  ropa

Descripción:

Qué es: Una polilla, palometa o carcoma de ropa es una pequeña mariposa (insecto) y generalmente de hábitos nocturnos sus larvas atacan alimentos almacenados (frutos secos, harina, cacao...) y pertenencias domésticas como ropa (especialmente lana) o papel.

 

Clasificación: El orden de los lepidópteros (mariposas y polillas principalmente) es el segundo más grande de todos los insectos, siendo superado sólo por lepidópteros (escarabajos). Las 165.000 especies que la forman se dividen actualmente en 4 subórdenes, siendo Glossata  la más grande, diversa e importante. Las polillas están incluidas en este taxón, aunque hay que tener en cuenta que la Orden de la Lepidoptera ha sido rediseñada y reorganizada en los últimos años.

 

Morfología: El cuerpo del adulto mide entre 6 y 7 mm de largo y aproximadamente 9-14 mm con alas estendidas. Son de color ocre con tonos metálicos. Como todos los miembros de la familia Tineidae, al final de las alas encontramos flecos, similar a pelos. Una característica típica es que cuando tienen las alas dobladas, se levantan.

Las larvas son completamente blancas y diferencian claramente su cabeza marrón, con sus mandíbulas, del resto del cuerpo dividido en segmentos (3 torácicos y 10 abdominales). En cada segmento torácico tienen un par de patas, además también encontramos 5 pares de pseudópodos (no son verdaderamente patas) en los segmentos abdominales de 3 a 6 (ambos inclusivos) y en el último segmento abdominal. Estos pseudópodos ayudan a distinguir las larvas de polilla del resto, ya que son las únicas que las tienen.

 

Ciclo biológico: Pasan por varias etapas: huevo, larva, pupa (crisálida) y adulto. Esto significa que realizan una metamorfosis completa (holometábolos), ya que hay cambios estructurales y fisiológicos importantes: la larva y el adulto no se parecen en nada. Las hembras ponen entre 40 y 200 huevos, sostenidos en un material gelatinoso. Después de 7-14 días eclosionan, de donde salen las larvas completamente desarrolladas en 60 días. Las larvas pueden pasar a través de varias etapas en las que la principal diferencia es el tamaño, terminando siendo de aproximadamente 12 mm. La crisálida puede durar entre 14 y 30 días, mientras que el adulto puede vivir más de 60 días. Sólo las lavas se alimentan. Los adultos no se alimentan, cuando dejan la pupa se reproducen y ponen huevos donde quiera que haya comida.

 

Comportamiento: Sus hábitos son nocturnos y a pesar de tener alas, realmente no les gusta volar. Las larvas son la causa del daño causado en las casas. La hembra pone los huevos en los alimentos disponibles para las larvas, que se alimentarán y defecarán allí sin moverse hasta que el alimento esté terminado. Las larvas se alimentan de la queratina que contiene fibras orgánicas como lana, pieles y plumas. En otras palabras, pueden alimentarse de ropa interior, suéteres, abrigos de piel, alfombras, alfombras y todo lo que contiene plumas, tales como: almohadas, chaquetas, edredones... También pueden alimentarse de hongos, líquenes y madera muerta. Las polillas pueden producir seda para envolver a las pupas, pero en el caso de la polilla de la ropa, la crisálida forma una combinación de restos encontrados en la inmediatez de la misma.

 

Hábitat y Distribución Geográfica: Será donde quiera que tenga los alimentos necesarios, muy comunes dentro de los armarios, ya que no les gusta la luz (especialmente la del sol). En la naturaleza es común encontrarlo en nidos de aves.

 

Importancia para la salud y riesgos: Muchas personas recuerdan el olor de naftalina en los armarios, especialmente los mayores. Hoy en día ya no es tan común, ya que el uso de fibras sintéticas ayudó a abandonar la naftalina. Sin embargo, las fibras naturales se están recuperando cada vez más, por lo que podemos encontrar estas plagas en nuestro país de nuevo.

 

Plaga: Una vez que se ha eliminado la plaga, se recomienda utilizar recipientes herméticos para prevenir la recurrencia de la plaga.

Tratamiento:

Existen varios sistemas de lucha contra las polillas, por lo que valoraremos la situación y elegiremos el tratamiento más adecuado a cada entorno y circunstancia.

Tratamiento con trampas de captura

  • Utilización de trampas de captura con atrayentes específicos.
  • Estas trampas no contienen ningún tipo de insecticida.
  • No requiere cerrar la zona a tratar, ni retirar los alimentos.
  • No crea problemas de inmunidad.

Tratamiento con insecticidas de acción por contacto

  • El tratamiento se realiza mediante pulverización o espolvoreo que se aplicará a las áreas sensibles donde se posen los insectos y posibles lugares de nidificación.
  • No son productos tóxicos, son productos plaguicidas con catalogación máxima de nocivos y son altamente efectivos.
    No crea problemas de inmunidad.
  • Tratamiento puntual o contrato anual: inspección inicial, tratamiento de choque y seguimiento periódico.
  • Requiere cerrar la zona a tratar, retirar los alimentos y tiene un plazo de seguridad a respetar antes de volver a entrar en la zona afectada.

Tratamiento con temperatura

  • La temperatura óptima para el desarrollo y reproducción de la mayoría de los insectos, se encuentra entre + 15 ° C y + 35 ° C. A temperaturas superiores a + 45 ° C se pueden exterminar las plagas en todos sus estadios evolutivos (huevo, larva / ninfa, pupa y adulto) en pocas horas, debido a que las enzimas animales se desnaturalizan por encima de los 42º C. Esto ocasiona la parada de los procesos metabólicos y la biosíntesis y el individuo muere.
  • El tratamiento por calor se puede completar si es necesario con un tratamiento químico en puntos o zonas donde el calor no pueda penetrar.
  • Una ventaja de este sistema es que, al poder acceder a las zonas a tratar durante la ejecución del tratamiento, se puede comprobar donde se refugian los insectos y permite modificar o adecuar los protocolos de control y limpieza.
  • Otra ventaja es que no hay que cumplir ningún plazo de seguridad, una vez finalizado el tratamiento se puede acceder a la zona afectada inmediatamente.

 

Si crees que este es tu problema, no dudes, contacta con nuestro equipo de expertos.