Musaraña

(fam.) Soricidae – Crocidura russula
Musaraña

Descripción:

Qué es: Las musarañas son pequeños mamíferos insectívoros que se caracterizan por tener ojos muy pequeños y un largo hocico con vibrisas muy sensibles. Aunque se parecen a los ratones, no están emparentados con ellos más bien con los topos.

Clasificación: Los sorícidos (fam. Soricidae) se conocen comúnmente como musarañas o musgaños. Se parecen a los roedores por convergencia evolutiva, aunque no están emparentados con ellos. El orden Eulipotyphla incluye las familias de los topos, los erizos y las musarañas entre otros. Hay en total 385 especies, clasificadas en 26 géneros (En España hay 11 especies de 4 géneros diferentes). En algunos casos la correcta identificación de la especie es muy difícil y se recurre a los exámenes dentarios o incluso al análisis del ADN. A Grosso modo se distinguen las musarañas de dientes rojos, por acumulación de hierro que tiñe de rojo la dentadura, y musarañas de dientes blancos a la que pertenecería la musaraña común (Crocidura russula), la más abundante de las musarañas en la Península Ibérica. Será esta última la que describamos con más detalle a continuación.

Morfología: Las musarañas en general son un grupo de pequeños mamíferos. En Asia, la musaraña casera (Suncus murinus) es la más grande y mide 15 cm (100 g) y la más pequeña es la musaraña etrusca (Suncus etruscus) mide unos 3,5 cm (1,8 g), siendo el mamífero más pequeño por ahora conocido. La cabeza y el cuerpo de la musaraña común (Crocidura russula) mide entre 5,4 y 8,5 cm (4,7 – 12g). luego hay que añadir su cola, entre 2,8 y 5 cm. En el caso de las musarañas, la cola suele medir un poco más de la mitad de lo que mide la cabeza y el cuerpo juntos. Su hocico es muy prolongado y de forma puntiaguda, los ojos son pequeños y las orejas sobresalen claramente del pelaje. Éste es corto, muy denso y aterciopelado y el color varía en función de la edad, la época del año y la localización geográfica. Los jóvenes suelen ser gris uniforme, mientras que los adultos son pardos en verano y gris oscuro en invierno. El vientre es siempre gris claro, de manera difuminada, sin una línea que delimite el vientre del dorso. Presenta una dentadura blanca, formada por 28 piezas dentales. Su fórmula dentaria es: 3/1, 1/1, 1/1, 3/3.

Ciclo Biológico: Si el clima es frío (Norte de España), el periodo de reproducción es entre febrero y septiembre; en climas más cálidos (el resto de la península), el periodo puede ser durante todo el año. La hembra, después de reproducirse con el macho, tiene una gestación de entre 27- 33 días, y pueden salir entre 2-10 crías (habitualmente 3 o 4 por camada). Crocidura russula tiene una implantación retardada o diapausa embrionaria que le permite mantener a los embriones en un estado de latencia, alargando así su tiempo de gestación normal, hasta que las condiciones metabólicas o ambientales sean favorables. Una hembra de C. russula puede tener hasta 7 camadas al año. Las crías al nacer pesan menos de 1g, son ciegas y sin pelo. En una semana ya pueden salir del nido (madrigueras tapizadas con vegetación), formando la típica caravana encabezada por la madre y seguida por las crías sujetándose unas a otras por la base de la cola. A las 3 semanas dejan de mamar y pueden llevar una vida independiente. Las camadas que nazcan a finales de verano, esperaran a que llegue el próximo período reproductivo; mientras que las que nacen a principios de verano, llegan a la madurez sexual más rápidamente para asegurar que la tasa reproductora se mantenga elevada durante todo el año. La longevidad suele ser de 17-18 meses, llegando a pasar dos inviernos, aunque en cautividad suelen vivir 3 años y llegar hasta 4 años de edad.

Comportamiento: Son mamíferos extremadamente activos, no hibernan, comen de día y de noche, y sus horas de mayor actividad son las crepusculares. Algunas especies no sobreviven sin comer más de cuatro horas y pueden llegar a comer diariamente su propio peso en insectos. Por eso tienen que vivir en lugares donde abunde el alimento: básicamente insectos invertebrados, aunque pueden aprovechar la carroña o bien cazar pequeños vertebrados entre otros (lombrices, ratones de campo, lagartijas, arañas, caracoles...). Tienen unas glándulas odoríferas como método de defensa. El desagradable olor que produce ahuyenta a depredadores (perros, mapaches...) aunque no a todos (las aves como rapaces o lechuzas tienen un olfato poco desarrollado). Además, algunas especies de musaraña, como los topos, tienen una sustancia paralizante en la saliva que les ayuda a capturar sus presas (insectos y lombrices). Es un animal territorial y solitario, aunque a la musaraña común se la conoce por ser más sociable qué otras musarañas. Ésta pierde parte de su carácter territorialista para compartir el nido durante el invierno y así mantener el calor, aunque cuando sale al exterior para alimentarse sigue haciéndolo en solitario. En época de cría los machos protegen en cierto modo a las crías, aunque son las hembras las que suelen ser más agresivas

Hábitat y Distribución geográfica: Su distribución es casi mundial, se encuentran en Europa, Asia, África, América del Norte y parte de América Central. Es una especie bastante generalista y se la puede encontrar en multitud de hábitats, aunque predomina sobre todo con suelo rocoso, en bosques húmedos (caducifolios y de ribera), parques, jardines, desiertos o incluso en zonas urbanizadas, aunque rurales, como graneros, campos de cultivo y sus límites...

Importancia Sanitaria y Riesgos: Las musarañas no son una plaga como tal, ya que, aunque tienen una tasa de reproducción muy alta también tienen una tasa de mortalidad alta. De hecho, es un bioindicador, la presencia de musarañas nos indica que el medio natural en el que estamos está poco contaminado.

 Plaga: Aunque no lo parezca las musarañas, a su nivel, son depredadores voraces. Al comer tanto y tantas horas ayuda al control de otras plagas de insectos. Ellas mismas son presa de aves rapaces y mamíferos, siendo una gran aportación a niveles tróficos superiores.

Tratamiento:

Cómo las controlamos: No se puede considerar una plaga ya que contribuye al control de insectos y no causa daños al hombre ni a su entorno. Añadimos sus características para no confundirlas con los ratones.

Si crees que este es tu problema, no dudes, contacta con nuestro equipo de expertos.