Garrapata

SuperFam. Ixodoidea
Garrapata

Descripción:

Qué es: Las garrapatas son los ácaros más grandes que hay, aunque hay muchas especies y varían en tamaño, color o forma. Son conocidas porque son ectoparásitos hematófagos (se alimentan de sangre), aparte de transportar enfermedades bacterianas, víricas, o incluso neurotoxinas.

Clasificación: Los arácnidos (Clase: Arachnida) se clasifican en ácaros (Orden Acari), arañas (Orden Araneae) y escorpiones (Orden Scorpiones). Dentro de los ácaros, la superfamilia Ixodidea (garrapatas), encontramos dos grandes familias: Ixodidae (garrapatas duras) y Argasidae (garrapatas blandas). Los ixodoideos tienen un cuerpo más duro y suelen atacar a mamíferos, incluido el ser humano. Los argasideos no están tan esclerotizados y parasitan sobre todo a las aves. De las 850 especies de garrapatas que hay en el mundo, solo 100 son capaces de propagar enfermedades o provocar pérdidas económicas (infecciones secundarias, pérdida de peso...)

Morfología: En el caso de los ácaros, las garrapatas tienen el cuerpo dividido en sólo dos partes: el gnatosoma (correspondería a la cabeza) y el idiosoma (sería una fusión del tórax y abdomen). En el gnatosoma encontramos el hipostoma (estructura para la fijación de la garrapata al huésped), los pedipalpos (tienen función sensorial, están articulados y ubicados a los lados del hipostoma) y los quelíceros (sirven para cortar, serían las mandíbulas). Del idiosoma saldrían los cuatro pares de patas en los estadios de ninfa y adulto, ya que las larvas presentan solo 3 pares. Al ser parásitos obligados, se ven en la necesidad de encontrar a un huésped del cual alimentarse y para ello usan el órgano de Haller, ubicado casi en los extremos de su primer par de patas. Es un aparato sensitivo que detecta cambios de gases (CO2), humedad, temperatura.... Cuando no están alimentadas las garrapatas son planas en vista lateral y redondeadas en vista superior. Su morfología no solo varía en función de la especie sino también del estadio de desarrollo (larva, ninfa, adulto), del sexo (macho, hembra) y del grado de alimentación.

Ciclo Biológico: Pasan por cuatro estadios: huevo, larva, ninfa y adulto. Las primeras 3 fases son de un tamaño muy pequeño, la que va creciendo es la adulta a medida que se va alimentando de la sangre del huésped. Dependiendo del ácaro cada estadio tiene una duración diferente (hasta un año cada estadio, aunque lo normal es que el ciclo completo no llegue al año) y un número de huéspedes diferente. Algunas especies tienen un huésped para cada estadio: larva + ninfa + adulto = 3 huéspedes; otras se mantienen en un huésped como larvas y ninfas (2 huéspedes) y otras especies solo tienen un huésped en toda su vida.  El cambio de huéspedes es lo que provoca la propagación de enfermedades, cuando una garrapata se alimenta de un animal infectado, y luego se muda de huésped infectando así al nuevo. Los huevos es la única fase que no depende de un huésped, se quedan libres en el suelo, cerca de vegetación donde la hembra los deposita. La hembra muere después de la puesta de huevos, de manera que solo pone una vez en su vida, pero el número de huevos puede ir desde los 4.500 hasta los 22.000 huevos según la especie. Éstos eclosionan y salen las primeras larvas, que subirán a lo alto de una hierba para adherirse al huésped cuando pase por ahí. Las larvas se alimentarán del huésped y pueden cambiar o no, pasando a ninfas y alimentándose de uno o dos huéspedes. Del mismo modo, las ninfas pueden cambiar o no de huésped. Cuando salen los adultos, los machos se alimentan de sangre, necesaria para la espermatogénesis. Macho y hembra copularán sobre el huésped y una vez fecundada la hembra será la que se alimente de sangre para después bajar del huésped y ovopositar. En nuestras regiones, la hembra grávida es la que suele pasar el invierno ralentizando su metabolismo. Cuando llega el buen tiempo, ovoposita en la vegetación próxima a su lugar de refugio invernal.

Comportamiento: Son parásitos obligados, por tanto, dependerán del huésped. Aunque dependan del huésped, las garrapatas no se han especializado demasiado, lo que quiere decir que la gran mayoría de garrapatas puede parasitar a la gran mayoría de huéspedes disponibles. Aun así, las garrapatas tienen la capacidad de adaptarse a los hábitos (si éstos no son muy específicos) del huésped que parasita. Según los mecanismos de búsqueda de sus hospedadores las garrapatas se pueden clasificar en cazadoras o acechadoras. Las cazadoras tendrían una actitud activa (localizando, desplazándose e infestando) frente a un hospedador, mientras que las acechadoras parasitan a su hospedador de forma pasiva (dejándose caer desde lo alto, o siendo arrastradas por el cuerpo del huésped al pasar por la vegetación).

 Hábitat y Distribución geográfica: Son ácaros cosmopolitas, tienen una distribución mundial ya que se les encuentra desde el Ecuador hasta áreas cercanas a los polos. Se pueden encontrar tanto en zonas rurales como urbanas, aunque en este caso suelen estar asociados a animales domésticos. Independientemente de la región geográfica de la que estemos hablando, cuando una garrapata entra en contacto con el huésped, ésta normalmente se desplaza a lugares calientes y húmedos (en el hombre: axilas, ingle, cabello; en los perros: cabeza, orejas, cuello y extremidades). En el caso de muchos animales también se tiene en cuenta las regiones y pliegues de la piel en las que el animal le cuesta más acceder para rascarse, morderse....

Importancia Sanitaria y Riesgos: hay varias especies de garrapatas por nuestra zona y aunque generalmente parasitan a nuestros animales de compañía, fácilmente pueden pasar a afectarnos a nosotros. Si la garrapata parasita a más de un hospedador, es posible que transmita alguna ETG (enfermedades transmitidas por garrapatas), aunque hay que tener en cuenta que no todas las garrapatas transmiten enfermedades, y que no todas las enfermedades afectan al hombre. Estas enfermedades pueden ser bacterianas, víricas, parasitarias o neurotóxicas. Algunas de las enfermedades transmitidas pueden ser: Tularemia, Fiebre botonosa mediterránea, Enfermedad de Lyme, Tifus, Fiebre de las Montañas Rocosas, Louping-ill, Encefalitis transmitida por garrapatas, Meningoencefalitis por garrapatas, Hepatozoonosis canina, Enfermedad de Kyasanur, Fiebre del Colorado por garrapatas, Babesiosis, Fiebre bovina por garrapatas, Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, Fiebre reincidente... También existe la parálisis neurotóxica, que no es propiamente una enfermedad infecciosa, y aunque es rara, tiene consecuencias fatales (a niños menores de 10 años le provoca parálisis respiratoria) si no se diagnostica, localiza y extrae la garrapata a tiempo.

Plaga: teniendo en cuenta la cantidad de huevos que pone una sola hembra, podemos tener un grave problema en nuestro propio jardín fácilmente. Lo ideal son los tratamientos preventivos, sobre todo enfocados a nuestras mascotas, ya que suelen ser los portadores de estos parásitos. Aun así, no siempre se aplican, y podemos tener el problema igualmente. En estos casos hay que tratar el ambiente en el que se rodea nuestra mascota y nosotros mismos: nuestras casas, jardines....

Tratamiento:

Tratamiento con insecticidas de acción por contacto

 El tratamiento se realiza mediante pulverización, aerosoles o espolvoreo que se aplicará en los escondrijos y en las áreas sensibles y de paso de los insectos.

  • Requiere cerrar la zona a tratar, retirar los alimentos y tiene un plazo de seguridad a respetar antes de volver a entrar en la zona afectada.
  • No son productos tóxicos, son productos plaguicidas con catalogación máxima de nocivos y son altamente efectivos.
  • No crea problemas de inmunidad.
  • Tratamiento puntual o contrato anual: inspección inicial, tratamiento de choque y seguimiento periódico.

Si crees que este es tu problema, no dudes, contacta con nuestro equipo de expertos.